5:45
Tweet Seguir a a_valiente en Twitter
Se ha producido un error en este gadget.

Amistad

¿Qué es la amistad? ¿Fraternidad? ¿Compañerismo? ¿Catarsis del yo? La verdad es que ha sido tantas cosas a lo largo de estos 30 años de existencia que resultaría imposible hacer una relación fidedigna de los matices y particularidades de cada una de sus formas. De igual manera preguntar, "¿qué es la enemistad?" supondría otro tanto, folios y folios, archivos llenos, repletos de detalles y caracteres propios, intransferibles. Hoy necesito desprenderme de todas las enemistades que han ido cayendo a mis pies como reses muertas a lo largo del camino. No son muchas, y no tienen ya ni siquiera nombres ni rostros, simplemente se han convertido en una suerte de sombras pegadas a mí que parecen pesar un poco, hacerse un tanto insoportables. 

Carl Jung dijo:

Es una prestensión intentar comprender el mundo usando sólo el intelecto. Gran parte de lo que aprendemos proviene de nuestros sentimientos. Así que el juicio intelectual solo es, a lo sumo, la mitad de la Verdad; y si fuera honesto debería tomar conciencia de su propia incapacidad.


¿Qué nos pasa cuando transformamos un amigo en enemigo o sencillamente cuando a un desconocido lo estigmatizamos y le dedicamos un odio tan feroz que parece salírsenos por las orejas? ¿Acaso no tenemos puntos comunes, lugares de encuentro? ¿Es tan imposible el diálogo? ¿Por qué aplicamos el tan asqueroso y horrible "sé cómo son las personas de esa clase" para evitar el esfuerzo de hablar, de acercarnos? Hoy miro hacia mi pasado desde esta ventana en Budapest y digo "podría haber sido mucho mejor". No quiero decir que haya sido un desastre; no. Es, sencillamente, que siempre he sido una persona muy selectiva, y precavido en eso de las amistades y, bueno, podría haberlo sido un poco menos, haber abierto un poco más la puerta; sin embargo, aún hoy, si os soy sincero, no lo siento así, no lo haría, quiero decir. Supongo que esas sombras son los daños colaterales, son el contrapeso necesario en la balanza, el yin y el yang, etcétera. 

Hoy es el día de la reivindicación de los pocos amigos de los que uno ha hecho acopio, y, por tanto, también de esas cuantas sombras negras que han quedado adheridas a la piel y que dan la medida justa de la amistad. 
Y terminaré con una cita del "Poema de los peregrinos". 

Un hombre había, 
aunque algunos por loco le tomaban
que cuanto más tenía
más guardaba

Apreciad hoy lo que tenéis, no lo que habéis dejado atrás.

4 comentarios:

montse dijo...

Buen consejo; esa frase final. ¿Por qué será que lo que no tiene uno es tan apetecible siempre?

A. V. dijo...

Hola Montse!Me alegro de leerte por aquí. Supongo que será porque el hombre siempre quiere lo que no tiene, quizá porque se mitifica lo ajeno y se infravalora hasta límites insospechados lo que se tiene. Sigamos la máxima de aquel gran rabino: "Digamos que vivo entre dos jardines, y mi césped es lo bastante verde". Un abrazo!

Lorenzo Garrido dijo...

Gran post y muy sabio consejo final. Es un placer leerte, tú ya lo sabes.

A. V. dijo...

Gracias, Joaquín.

Locations of visitors to this page Licencia de Creative Commons
MINIMAL SHLOMO by ALVARO VALIENTE MARTIN is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at www.bubok.es. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported